martes, diciembre 10, 2013

Dolor

Quien dijo que es sencillo
Los dolores empiezan por la nariz
Después se van directo a los ojos
Aquellos donde el alma se asoma
El desierto se deshiela ante los vasos
Que poco a poco se van acabando

Son tus ojos que se clavan en las venas 
La sangre se coagula en espuma se convierte 

Dios el dolor no se va 
En aquel fondo de cobardía 
La cebada y el trigo fusionan la sangre 
Y aún no consigo olvidarte 
Y no lo creo .. Te siento tan cerca 
Tan mía, misma carne y el mismo dolor humilde poeta se ve en cada gota de licor 
Dionisio desvanece el dolor 
Vuélvete mi cómplice y mi amigo por esta noche
Aunque sea por esta noche de alcohol en sangre putidra 

Que hermoso altar aquellos apóstoles que me acompañan: bacardi, ron de Caña y centeno
Benditos vuelvan parte de mi como yo de ustedes en cada oración 
Publicar un comentario